Doctor en casa - Alimentación

Proteínas en polvo recomendables

Existen distintos tipos de proteínas en polvo a partir de una amplia variedad de fuentes.Las hay de origen animal y vegetal, de rápida o lenta digestión, sin l

Existen distintos tipos de proteínas en polvo a partir de una amplia variedad de fuentes.

Las hay de origen animal y vegetal, de rápida o lenta digestión, sin lactosa, orgánicas, con y sin sabor, en fin… el mundo de las proteínas en polvo es muy grande.

SUERO DE LECHE

La más popular, utilizada y estudiada es la proteína de suero de leche, también conocida -por su nombre en inglés- como “whey protein”. La leche tiene dos tipos de proteína, caseína (80 por ciento) y suero de leche (20 por ciento).

Lo que venden en las tiendas de suplementos es este 20 por ciento que se aísla, hidroliza o se rompe parcialmente para que pueda digerirse de más fácil manera.

El suero de leche se obtiene a partir del líquido que se forma durante la coagulación de la leche en el proceso de elaboración del queso.

BENEFICIOS

*Es una de las proteínas que se puede conseguir de mejor calidad en polvo, ya que contiene todos los aminoácidos que el cuerpo necesita.

*Contribuye en la pérdida de peso cuando se incluye dentro de una dieta correcta y actividad física regular.

*Favorece la ganancia de músculo cuando se combina con ejercicios de resistencia.

*Puede ayudar a reducir la inflamación.

*Es versátil y práctica.

*Una correcta ingesta de proteínas diariamente fortalece el sistema de defensas y mantiene en buen estado la masa muscular.

CONTRAS

*Puede resultar muy costoso.

*Algunas marcas pueden causar malestar gastrointestinal en personas maldigestoras de la lactosa.

*Altas dosis de proteína pueden provocar desde mal aliento y deshidratación hasta osteoporosis y daño renal.

*Consulta a tu médico antes de consumirlas.

Posibles riesgos

Desafortunadamente, la mayoría de los polvos contienen otro tipo de sustancias que —en el mejor de los casos— funcionan para manipular el sabor y las propiedades organolépticas (olor, sabor, color).

Entre los más comunes están los endulzantes artificiales, los cuales se vinculan con diabetes tipo 2, resistencia a la insulina, obesidad y ciertos tipos de cáncer.

Algunos fabricantes no venden lo que ofrecen:

Manipulan las etiquetas nutrimentales y añaden ayudas ergogénicas como estimulantes del sistema nervioso u otro tipo de sustancias que deberían ser consideradas por el consumidor.

Por tanto, es muy importante que un profesional de la salud sea el que recomiende estos productos de acuerdo con requerimientos y condición clínica de quien los va a consumir.

Comentarios