Doctor en casa - Alimentación

La carne blanca y el colesterol

El tema del colesterol es para muchos un dolor de cabeza, por años la creencia popular afirmaba que comer carnes rojas eleva los niveles de colesterol en la sa

El tema del colesterol es para muchos un dolor de cabeza, por años la creencia popular afirmaba que comer carnes rojas eleva los niveles de colesterol en la sangre, pero un estudio reciente asegura que pasa lo mismo con las carnes blancas, como el pollo.

Según una investigación publicada en el American Journal Clinical Nutrition y realizada por un grupo de científicos del Children’s Hospital Oakland Research Institute, consumir altos niveles de carnes rojas o blancas da como resultado niveles más altos de colesterol.

“Cuando planeamos este estudio, esperábamos que la carne roja tuviera un efecto más adverso sobre los niveles de colesterol en la sangre que la carne blanca, pero nos sorprendió que este no fuera el caso; sus efectos sobre el colesterol son idénticos cuando los niveles de grasa saturada son equivalentes”, dijo el líder del estudio, Ronald Krauss en un comunicado de la University of California San Francisco.

Los resultados indicaron que restringir la carne por completo, ya sea roja o blanca, es más recomendable para disminuir los niveles de colesterol en la sangre de lo que se pensaba. Asimismo encontraron que las proteínas de las plantas son las más saludables para el colesterol en la sangre.

El estudio denominado APPROACH (Animal and Plant Protein and Cardiovascular Health), también encontró que el consumo de altas cantidades de grasa saturada aumentaba las concentraciones de partículas grandes de LDL (colesterol malo), que tienen una conexión más débil con la enfermedad cardiovascular que las partículas más pequeñas del mismo LDL.

En la investigación se incluyeron hombres y mujeres, de 21 a 65 años, a los cuales se les asignaron al azar y durante 4 semanas, dietas con altos y bajos niveles de grasa saturada, con carnes rojas, carnes blancas y dietas de proteínas sin carne.

Hasta ahora no había existido un estudio que comparara los efectos de la carne roja, la carne blanca y las proteínas sin carne en el colesterol en la sangre, explicó Krauss.

“Las proteínas que no son de carne, como los vegetales, los productos lácteos y las legumbres, como los frijoles, muestran el mejor beneficio para colesterol”.

Concluyó que los resultados indican que los consejos actuales para restringir las carnes rojas y no las blancas no deben basarse únicamente en sus efectos sobre el colesterol en la sangre”, de hecho, otros efectos del consumo de carne roja podrían contribuir a la enfermedad cardíaca, y estos efectos deberían explorarse con más detalle en un esfuerzo por mejorar la salud”.

Comentarios