Doctor en casa - Enfermedades

Responsabilidad de la población es indispensable en la lucha contra el cáncer

La responsabilidad del paciente es indispensable para mejorar la lucha contra el cáncer en países como México, señaló este jueves a Efe el doctor Abelardo Mene

La responsabilidad del paciente es indispensable para mejorar la lucha contra el cáncer en países como México, señaló este jueves a Efe el doctor Abelardo Meneses, director del Instituto Nacional de Cancerología (Incan).

"Desafortunadamente la población no va al médico, no tenemos esa cultura, o bien el médico de primer nivel no sospecha muchas veces", indicó el especialista.

El cáncer es una problemática relevante en México y América Latina. En el país, es la tercera causa de muerte después de las enfermedades cardiovasculares y la diabetes.

Cada año, de acuerdo con Meneses, poco más de 84,000 personas mueren por esta causa. "El problema es que la mayoría de estos cánceres son prevenibles, pero no nos revisamos", reiteró.

Explicó que muchas veces la gente intenta buscar culpables sobre la enfermedad, pero los estilos de vida son un punto crucial para evitar desarrollarla.

"Nadie busca corresponsabilidad, el Gobierno no nos obliga a fumar, ni los padres, nadie nos obliga a ser sedentarios. Eso depende mucho de la cultura de cada quien", advirtió.

El especialista señaló que uno de los retos es hacer conciencia en la población para combatir "las causas que están desencadenando el cáncer".

Estas, dijo, tienen que ver con el estilo de vida, el consumo de tabaco, la obesidad en el país, exposición a agentes infecciosos, a sustancias carcinógenas y a la falta de actividad física, principalmente.

Detalló que una barrera que ha dificultado que la lucha contra el cáncer sea más eficiente es el sistema fragmentado de salud mexicano, lo que incide en que la atención de los pacientes sea distinta dependiendo de la institución donde son atendidos.

Ante ello, dijo, el país necesitaría invertir alrededor de 28.000 millones de pesos (unos 1.394 millones de dólares) adicionales para homologar la atención en todos los estados e instituciones de salud, además de hacer funcionar el Plan Integral de Prevención y Control del Cáncer.

En ese sentido, destacó la importancia de la creación de un Programa como ese ya que "todos los países que han tenido éxito en la prevención y control de cáncer parten de un plan", señaló.

Explicó que para alcanzar esa meta trabajarían por etapas.

Primero, dijo, se necesita hacer un diagnóstico de situación de todos los recursos para cáncer con los que ya cuenta el sector salud público, agruparlos y redistribuirlos, según las necesidades de cada zona e institución.

Después, en 2020 solicitaría los primeros 3.500 millones de pesos (174 millones de dólares) para aplicarlos en 2021, con los cuales comenzarían a invertir en esta materia en donde se necesite.

El siguiente año pedirían una cantidad similar para buscar homologar, a través de un consejo, la forma en que se hará la prevención, el diagnóstico, y cómo se otorgará el tratamiento en todos los sectores de salud del país.

Meneses aseguró que los esfuerzos se deben enfocar en programas para prevenir y diagnosticar tempranamente cánceres de cérvix, mama y colon, donde se tienen pruebas estandarizadas para diagnóstico oportuno.

Pero además, señaló, hay otros que la población frecuentemente olvida como los de piel, cavidad bucal, testículo, "que es donde debemos centrarnos porque esos también pueden ser prevenibles con pruebas oportunas".

El especialista dijo que se debe también buscar educar al médico de primer contacto, el cual debe estar preparado para sospechar la enfermedad.

"Esto es porque nos sigue pasando que 6 de cada 10 pacientes llegan en etapas avanzadas, pues cuando llegan con el especialista es porque ya han recorrido entre 8 y 10 médicos que no han podido diagnosticarlos", aseveró.

El titular del Incan añadió que se tienen que reorientar los recursos y controlarlos. Y dijo que se contempla toda la atención al país desde la formación del especialista al equipamiento adecuado para el diagnóstico y al tratamiento.

Finalmente, destacó la importancia de considerar el seguimiento de los pacientes y los superviviente ya que 9 de cada 10 personas que sobreviven al cáncer presentan síntomas como secuela de la quimioterapia, radioterapia o de la cirugía y también se les debe dar atención.

Comentarios