Doctor en casa - Enfermedades

¿Tienes los ojos rojos?

La conjuntivitis es un padecimiento cada vez más frecuente en niños y en adultos. Ocurre cuando se inflama la conjuntiva, que es la capa transparente (como la

La conjuntivitis es un padecimiento cada vez más frecuente en niños y en adultos. Ocurre "cuando se inflama la conjuntiva, que es la capa transparente (como la tela de una cebolla) del ojo. Debajo de ella están los vasos sanguíneos, los cuales se inflaman, dilatan y engruesan, ocasionando que el ojo se ponga rojo.

"El 80% de los estímulos que percibimos del exterior son a través de los ojos. Lamentablemente, las personas no tienen una cultura de salud visual y acuden al médico o al oftalmólogo hasta que los síntomas son insoportables. Si lo hicieran tan pronto observan anomalías o molestias mínimas, se tendría un mejor panorama", afirma el doctor Gabriel Sierra Acevedo, cirujano oftalmólogo.

¿Cuáles son los síntomas?

La primera señal son los ojos rojos, seguido de lagrimeo constante, comezón, ardor y sensación de tener algo en el ojo. O, al despertar, los párpados están pegados a consecuencia de una mayor cantidad de lagañas y hay secreción ocular (transparente, blanca, amarilla o verde).

"Las personas aumentan el parpadeo, como si tuvieran un tic, buscando una mejor visión. Sin embargo, paulatinamente va disminuyendo la agudeza visual", alerta la doctora Catalina Jiménez Onofre, presidenta de la Asociación Oftalmológica de Medicina Integrativa de Colombia.

Principales causas

La conjuntivitis se desarrolla por infección o por alérgenos. En el primer caso, puede ser causada por virus propios de las enfermedades respiratorias (que están en garganta o fosas nasales) y es contagiosa.

En el segundo, "se genera por alergias al polvo, polen, pelo de las mascotas, ácaros, cloro de la alberca y a la contaminación de las grandes ciudades. De ser así, no se contagia.

"En México no tenemos un registro de cuántos casos son por motivos infecciosos y cuántos por alérgenos, pero la realidad es que cada vez hay más", lamenta el doctor Sierra, miembro de instituciones como la Sociedad Mexicana de Oftalmólogos Militares y el Consejo Mexicano de Oftalmología, entre otros.

Por su parte, la doctora Jiménez añade que algunos pueden sufrir "conjuntivitis estacional. Por ejemplo, en primavera por el polen, las flores o los árboles. En invierno, como el ambiente está más seco, no hay tanta lubricación en el ojo".

Medidas a tomar

Lo primero es ir al oftalmólogo para que revise si tu caso es viral o por alergia. "Lava tus manos con frecuencia, no te rasques los ojos, evita el maquillaje, el aire acondicionado y el viento directo", sugiere Jiménez Onofre.

Comentarios