Doctor en casa - Alimentación

Los mitos y realidad sobre el consumo de leche

La leche es una bebida que muchas personas en el mundo consumen diariamente, y es que su sabor suave y combinable la hace el complemento ideal para los desayuno

La leche es una bebida que muchas personas en el mundo consumen diariamente, y es que su sabor suave y combinable la hace el complemento ideal para los desayunos con pan o cereal.

Por ello y en torno al Día Mundial de la Leche, el cual se conmemora hoy 1 de junio, resulta conveniente hablar sobre esta bebida que según la FAO es una fuente importante de energía alimentaria, la cual contiene proteínas de alta calidad, grasas, calcio, magnesio, selenio, riboflavina, vitamina B12 y ácido pantoténico.

Dentro de los beneficios de la leche destaca su contribución a la síntesis natural de la vitamina D, la cual de acuerdo con Eduardo Vargas, Gerente Técnico para Ganado Lechero de MSD Salud Animal en México, es bastante útil cuando no podemos exponernos directamente a la luz solar, cuestión en la que en esta cuarentena, hemos tenido que incurrir como medida sanitaria. A continuación en Menú te vamos a contar más de sus propiedades.

Consumir lácteos engorda

Según información proporcionada por MSD Salud Animal en México, el contenido de grasa de la leche es del 3.5% en leche entera, 1.8% en semidesnatada y el 0.8% en desnatada, por lo cual señalan que la leche aporta gran cantidad de nutrientes con un contenido calórico limitado. Sin embargo es importante que equilibres tu dieta con ingredientes balanceados, y si estás buscando cuidar tu peso optes por las versiones bajas en grasa.

La cantidad de calcio de la leche es sustituible

Aunque definitivamente hay otros alimentos que cuentan con una mayor concentración de calcio, lo cierto es que de la mayoría de ellos son especies y condimentos, por lo cual su consumo es mínimo en cuestión de la proporción recomendada.

De hecho, de acuerdo con un artículo publicado por la revista científica Nutrición Hospitalaria, la sustitución de la leche y de los productos lácteos como el queso y la crema, en favor de otros alimentos hace que sea muy difícil cubrir las necesidades de calcio, ha no ser que se incluyan alimentos enriquecidos o suplementos de calcio.

Los intolerantes a la lactosa no pueden consumir leche

Hay una buena razón por la cual se puede encontrar en el mercado diversas presentaciones de leche y lácteos en general, tales como aquellos que son deslactosados y descremados, los cuales justamente fueron generados en función de las personas que no cuentan con una capacidad usual de tolerancia a la lactosa.

Por otro lado, no todos los lácteos tienen la misma cantidad de lactosa. Sobre esto, el artículo citado en el punto anterior menciona que el yogur tiene unos 5 gramos de lactosa por unidad, por lo cual es bien asimilado por los intolerantes, cuestión que se debe a la fermentación. Y si eres fan del queso también puedes estar tranquilo, pues su contenido en lactosa es escaso.

La leche contiene antibióticos y hormonas

De acuerdo con MSD Salud Animal en México, la leche se somete a estándares estrictos de calidad, los cuales buscan garantizar que la leche sea "segura", esto es que no contenga antibióticos ni hormonas.

La leche aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares

Si bien es cierto que los lácteos son una de las principales fuentes de grasa saturada, conviene considerar que estas solo tienen un efecto negativo en cuestiones cardiovasculares, si se consumen de manera reiterada, es decir en exceso. De acuerdo con la revista Nutrición Hospitalaria, la leche contiene ácido esteárico que, junto con el oleico, disminuye las cifras de colesterol sanguíneo, cuestión que beneficia la salud cardiovascular.

Toma en cuenta que cada cuerpo reacciona diferente, es importante que antes de hacer un cambio drástico en tu alimentación consultes a un especialista, y recuerda que la base de una dieta saludable es el equilibrio y la diversidad de alimentos.

Lo mejor es conocer y escuchar a tu cuerpo para saber qué ingredientes son mejor asimilados y con los que te sientes con más energía y de mejor humor.

Comentarios