Doctor en casa - Bienestar

Las enfermedades endocrinas no se van de vacaciones

Las enfermedades endocrinas no tienen vacaciones y en el verano hay que seguir cuidando la salud y la alimentación.

La Sociedad Mexicana de Nutrición y Endocrinología señala que aunque las vacaciones sean sinónimo de relajarse y de tomarse la vida con más calma, su iniciativa en redes sociales destaca la importancia de continuar haciendo ejercicio físico para controlar enfermedades como diabetes, obesidad y las relacionadas con los lípidos y el riesgo cardiovascular, para mantener un buen estado de salud general.

El descanso no consiste en descuidar las recomendaciones de los especialistas. “Es vital seguir durante el verano los tratamientos para la diabetes, alteraciones tiroideas, problemas relacionados con el colesterol o tumores neuroendocrinos, entre otras enfermedades”, subrayan.

Desde el punto de vista de la nutrición, la endocrinóloga indica que aunque es preferible escoger frutas y verduras de temporada, una alimentación equilibrada basada en un patrón de dieta mediterránea donde no se debe olvidar incluir fuentes proteicas y grasas saludables.

Además la importancia de extremar precauciones sobre la manipulación y conservación de alimentos en caso de viajes y altas temperaturas.

Se aconseja la abstención del consumo de alcohol y bebidas azucaradas, optar preferiblemente por agua (la bebida más saludable que existe) e infusiones frías para mantener la hidratación y temperatura corporal.

“Llevar un estilo de vida saludable con una dieta equilibrada, hacer ejercicio y evitar completamente el consumo de tabaco y alcohol. También es un buen momento para disminuir el estrés asociado a la vida laboral y a lo vivido en los últimos meses por la pandemia COVID-19 con el encierro obligado, sin olvidar las medidas del uso de mascarilla, higiene de manos y distancia física”.

Comentarios