Doctor en casa - Enfermedades

¿Por qué la OMS recomienda el uso de cubrebocas?

Su uso resulta imprescindible para contener la propagación de la enfermedad

Durante una conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador explicó que el motivo por el que no usa tapabocas es porque no está comprobado científicamente su eficacia para prevenir el contagio de COVID-19.

"No quiero yo entrar en polémica en este tema, si se considerara que con esto se ayuda entonces lo haría, pero no es un asunto que esté científicamente demostrado", afirmó durante el encuentro que sostuvo en Oaxaca con medios de comunicación.

Tras la reciente confirmación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de que la transmisión del nuevo coronavirus es posible a través de partículas de aerosol, que quedan suspendidas en el aire, especialmente en lugares cerrados, el uso de cubrebocas resulta imprescindible para contener la propagación de la enfermedad, que hasta el día de hoy ha producido 371 mil casos positivos y 41 mil 908 descensos en nuestro país.

En un inicio, se comprobó que el virus del SARS-CoV-2 se transmitía cuando una persona entraba en contacto con otra persona infectada por el coronavirus, a una distancia menor a un metro, mediante las gotitas de saliva expulsadas en un estornudo, tos o el habla. También se puede infectar una persona por el contacto con superficies del entorno inmediato en el que el virus pudo penetrar indirectamente.

Por ello, este organismo de la ONU considera que portar cubrebocas "debe formar parte de una estrategia integral que incluya medidas destinadas a eliminar la transmisión y salvar vidas" e incluso recomienda a los gobiernos fomentar su uso para la población general en áreas donde la transmisión sea generalizada, en áreas donde sea poco posible aplicar las medidas de control ideales. Aunque reconoce que existen pocas pruebas de la eficacia de los tapabocas de tela en zonas públicas.

En cambio, la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) junto con el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), ambos organismos estadounidenses, proponen el uso de equipo de protección personal, como lo son las mascarillas, cubrebocas desechables y cubiertas de tela, es decir, mascaras caseras, elaboradas con diferentes tipos de telas.

Stephen M. Hahn, comisionado de la FDA advirtió que "el uso urgente (de equipo de prevención), es una de las muchas estrategias que la FDA puede utilizar durante una emergencia para responder a las necesidades críticas de salud pública". Mientras que el director de la CDC, Robert R. Redfield aseguró que "es importante recordar que la mejor manera de prevenir la transmisión de enfermedades respiratorias es usando medidas preventivas diarias".

La FDA está comisionada para proteger la salud de la población, a través del monitoreo de los productos médicos que deben cumplir con cierta eficacia para ser administrados en las personas. Por su parte, la CDC es el organismo responsable de la prevención y control de enfermedades y salud ambiental.

Tipos de tapabocas

De acuerdo a sus instrucciones, los tapabocas médicas o quirúrgicas, deben fijarse a la cabeza mediante cintas que se sostienen de las orejas o rodean la cabeza. Lo ideal es que la tela del cubrebocas sea de alta capacidad de filtración, con la finalidad de que impida la penetración de líquidos corporales, pero que no implique dificultad para respirar.

En cuanto a la eficacia de los tapabocas filtrantes o de protección respiratoria, como la N95, la OMS reveló que a diferencia de las quirúrgicas, ofrecen un equilibrio entre la filtración y la respirabilidad, al impedir el acceso del 94% de partículas, por lo que su uso es recomendado.

La OMS sugiere para la sociedad civil el uso obligatorio del tapabocas, pues los casos asintomáticos preponderan, y en ocasiones es difícil lograr un distanciamiento social absoluto.

La alta demanda del cubrebocas ha propiciado la escasez del producto, por lo que la Organización propone el uso de tpabocas higiénicos, que están elaborados de materiales textiles comunes. Estos tapabocas no son dispositivos médicos pero deben contar con una filtración mínima del 70%.

Dentro de esta guía, la OMS recuerda que el uso de tapabocas médicos en la población podría desviar este recurso fundamental del personal médico y otros trabajadores indispensables, que son quienes más lo necesitan. Por lo que la sociedad debe concientizar y reservar estos materiales para los trabajadores de salud y las personas con riesgo elevado, y que un profesional haya autorizado su uso.

El único efecto secundario del uso de tapabocas podría ser la aparición de lesiones cutáneas en la cara, dermatitis o empeoramiento del acné.

Tips para usar correctamente un cubrebocas

1. Lavar las manos antes de tomar un tapabocas, antes de retirarla y después de desecharla.

2. Comprobar que el producto esté en buenas condiciones.

3. Al colocarla, asegurarse que esté bien ajustada y así no dejar aberturas en los lados.

4. Debe cubrir la nariz y barbilla.

5. No tocar la parte frontal del tapabocas.

6. Al retirarla, solo se debe tomar por las cintas que la sostienen y mantenerla alejada del rostro

7. Depositarla en una bolsa de plástico para desecharla si es que es de un solo uso. Si es reutilizable, lavarla con jabón y de preferencia agua caliente

Se recomienda no usar tapabocas que dificulten su respiración. Tampoco usarlas cuando estén sucias o mojadas, no compartirlas y no retirarla mientras se habla con otra persona, pues se perdería el propósito de su uso.

Comentarios