Doctor en casa - Especialistas

Tiempo de ser solidarios y conscientes

Son los aprendizajes dejados en el Sanatorio San José

La Unidad de Cuidados Respiratorios (UCR) fue el área creada en el Sanatorio San José para tratar los casos de Covid-19 que cuenta con toda la tecnología, un enfermero por cada turno y dos doctores durante el día de lunes a domingo con servicio de monitoreo las 24 horas. Una zona aislada y fuera del flujo de operación del resto del hospital para evitar riesgos para personal, médicos y pacientes.

“Con este virus contagioso no puedes tener todo el espacio para Covid, debe estar bien focalizado y manejado aparte”, comparte Juan Ávalos Méndez, Director de la institución que además comanda con sus hermanos Benjamín y Santiago, fundada por su padre hace más de 30 años.

UN RETO DE MUCHOS ‘RETITOS’

Juan Ávalos señala que para operar el hospital en esta circunstancia rápidamente se hicieron de personal extra para los filtros, cerraron el comedor, movieron áreas administrativas a otras oficinas que están cerca de la clínica, instalaron acrílicos de protección y dieron equipo a todo el personal.

1357946.jpeg
Si no lo hacemos por los demás, sí es problema nuestro”— Juan Ávalos Méndez, Director del Sanatorio San José

Además la pandemia marcó grandes alertas de los pésimos hábitos de comida y prevención que se tienen. “Le sale muy caro a México como país, no culpemos a un gobierno o a un sistema viejo o actual, los daños son el resultado de los malos hábitos. Un enfermo de Covid no sólo es él o ella, es todo el entorno, su familia, su economía, su estabilidad puede terminarse de un día para otro”.

EL PERSONAL NO ES UNA CIFRA MÁS

De marzo a la fecha han tenido que aprender rápidamente nuevos protocolos, capacitar al personal y lidiar con un virus letal que ha traído desajustes emocionales, han tenido etapas de crisis, pero nadie se ha rajado, aunque estén con el temor de contagiarse ahí, en el trayecto, de trabajar con un traje por ocho horas, llegar a sus casas y decir: ‘no me abraces, no me toques, deja me baño me tengo que manejar aparte’.

“Han sido muy valientes, los vemos como héroes pero son seres humanos que sienten, tienen familia y no son tan fríos como en el campo laboral. Un buen estado de salud es la base, sobre todo el psicológico, cuando vimos un tanto cansado al personal pedimos apoyo de Toño Miranda, para que ayudara a enfermeros y médicos. Lidiar con la muerte muy de cerca en un hospital sí es de todos los días, pero en esta época fue muy exacerbado y rápido”.

Uno de los episodios difíciles en la institución fue cuando hubo contagios y haber perdido a un miembro del equipo: el enfermero Víctor. Por ello insiste a los laguneros a no relajar las medidas, no porque ya están abiertos ciertos giros se van a descuidar, al contrario, no por convivir entre familia ‘habrá protección’. “Si no lo hacemos por los demás, sí es problema nuestro”.

1357949.jpeg
Gracias por su sacrificio

Valoramos mucho el trabajo de médicos y enfermeras, estamos en deuda con su aporte a la sociedad, para nosotros es toral para que una sociedad funcione, además de ser un negocio es una vocación, como mi padre médico lo dispuso al fundar el Sanatorio hace 30 años. Debemos tener una institución digna para resolver los problemas de salud de Gómez Palacio.

Comentarios