Doctor en casa - Bienestar

Mitos de la Cirugía Bariátrica

Son importantes explicar para que los pacientes potenciales cuenten con la información correcta

Existen algunas ideas equivocadas acerca de la cirugía de obesidad que son importantes explicar para que los pacientes potenciales cuenten con la información correcta al momento de evaluar si el procedimiento es adecuado para ellos. Algunos de estos mitos son:

LA CIRUGÍA ES MUY PELIGROSA

La cirugía bariátrica como cualquier otra cirugía, conlleva riesgos. No hay ninguna cirugía sin riesgos, ni siquiera mínimos, pero los de una manga gástrica o de un bypass gástrico están plenamente identificados y cuantificados. Estos tipos de procedimientos se realizan actualmente con el mismo nivel de riesgo que el de una cirugía de vesícula por ejemplo. Si se compara el riesgo para la salud de padecer obesidad con el de someterse a la cirugía, los beneficios de ésta lo superan por mucho.

LA CIRUGÍA ES UNA INVERSIÓN MUY COSTOSA

No es ningún secreto que el costo de la cirugía de obesidad no es muy accesible, pero a largo plazo es la mejor inversión. Al comparar el costo financiero y de salud que conlleva el padecer obesidad y sus enfermedades derivadas contra el costo de la cirugía es evidente el valor de este tratamiento.

LA CIRUGÍA ES MAGIA Y NO PUEDE SER BOICOTEADA

La cirugía es una herramienta muy efectiva que ayuda a resolver el exceso de peso, pero no es una ‘cura. Es una ayuda muy grande que permite a las personas reducir la ingesta de alimentos y absorción de calorías, pero debe de ser seguida por una toma de conciencia y un cambio de los hábitos alimenticios para siempre.

SE VUELVE A RECUPERAR EL PESO PERDIDO

Si bien es cierto que existe una posible ‘reganancia’ de peso alrededor del segundo a quinto año después de la cirugía, es mínima y no sucede en todos los pacientes. Los estudios muestran que puedes tener éxito a largo plazo si sigues los cambios de estilo de vida y las pautas recomendadas.

LA RECUPERACIÓN ES LARGA Y DEJA UNA CICATRIZ GRANDE

Actualmente la cirugía es mínimamente invasiva y se realiza por laparoscopia, lo que significa que tendrás incisiones muy pequeñas de cerca de 5 mm con un muy buen resultado estético. La técnica también significa un menor tiempo de recuperación, podrás caminar rápidamente y regresar a trabajar en una o dos semanas.

Comentarios