Doctor en casa - Bienestar

Protección al 90% con el uso de cubrebocas doble

Reduce la exhalación de pequeñas gotas por parte de las personas infectadas

Las autoridades de salud de Estados Unidos informaron que el uso de dos mascarillas superpuestas o un tapabocas quirúrgico muy ajustado, ofrecen una protección reforzada contra la transmisión del coronavirus a través del aire.

El papel del cubrebocas, es reducir la exhalación de pequeñas gotas por parte de las personas infectadas, ayudando a disminuir la exposición a estas partículas para las personas sanas.

Sin embargo, existe un riesgo al ya que el ajuste a la cara no es óptimo utilizar simplemente las mascarillas de tela y las quirúrgicas, ya que usualmente quedan más sueltas que las KN95, aumentando el riesgo de que el aire se escape por los lados.

Durante enero, los Centros estadounidenses para el Control y la Prevención de Enfermedades realizaron dos pruebas: la primera enfocada en comprobar la reducción de las fugas con una mascarilla de tela superpuesta a una quirúrgica.

Después lo hicieron con una quirúrgica con gomas anudadas cerca de los bordes que se doblaban hacia dentro.

Los resultados fueron contundentes la mascarilla no anudada y la de tela, por separado, bloqueaban apenas 42% y 44.3% respectivamente de los aerosoles expulsados por una tos. La combinación de ambas incrementaba la proporción hasta 92.5%.

Mediante otro experimento, se constató que la exposición a una persona infectada que no lleve mascarilla, se reduce en 83% con un tapabocas doble y en 64.5% con uno ajustado al rostro o de plástico, o con un protector de nylon sobre un tapabocas quirúrgico.

El motivo de las pruebas es la aparición de nuevas variantes más contagiosas del coronavirus y tienen como objetivo respaldar y complementar los estudios previos sobre la necesidad de llevar mascarillas de mejor calidad, respetando normas más estrictas, o tapabocas superpuestos.

El peligro es inminente y prácticamente indefectible, recordando que el virus se expande principalmente por al aire y cada vez existen más pruebas de que cuando alguien habla o respira, proyecta gotas muy finas que recorren varios metros, donde el virus permanece latente.

LOS DE ALTA TECNOLOGÍA

• CUBREBOCAS 2.0

La tecnología es una aliada natural de la medicina y gracias a los sorprendentes avances con los que contamos, comienza a aparecer una nueva generación de “cubrebocas inteligentes”.

• CLIU

Este producto italiano mide la calidad del aire, desinfecta y hasta monitorea los signos vitales. Ha sorprendido por el nivel de tecnología que maneja, porque más que un cubrebocas es básicamente un gadget.

• LEAF

El dispositivo cumple la función de filtrar el aire con estándar de calidad N99, por ello está aprobado por la FDA. Además, tiene un diseño ultra delgado con una superficie transparente

• PROJECT HAZEL

El cubrebocas está hecha de plástico reciclado impermeable y es transparente para permitir la lectura de labios y ver señales faciales cuando hablas con la gente. Esta mascarilla utiliza ventiladores que filtran el aire que se inhala, así como el CO2 que se exhala.

Comentarios