Doctor en casa - Bienestar

¿Cómo evitar que el gel antibacterial reseque tu piel?

Debido a las medidas preventivas de higiene que brinda la Organización Mundial de la Salud (OMS) para evitar el contagio del coronavirus (COVID-19), se ha reco

Debido a las medidas preventivas de higiene que brinda la Organización Mundial de la Salud (OMS) para evitar el contagio del coronavirus (COVID-19), se ha recomendado el uso constante de gel antibacterial, lo que ha causado resequedad en la piel.

De acuerdo con Susana Canalizo Almeida, vicepresidenta de la Fundación Mexicana para la Dermatología, es normal que la piel se reseque debido al componente principal del gel antibacterial, que es el alcohol.

Por lo que la experta recomienda que posterior a la aplicación del gel antibacterial, también hidrates o humectes tus manos con cremas que tengan entre sus componentes ceramidas o urea.

También sugiere que uses jabones suaves como los llamados “jabones syndet”, o jabones sin detergente, los cuales tienen un PH parecido al de la piel y son dermolimpiadores ideales para pieles sensibles.

En el caso de la piel de las personas que padecen diabetes, añade, se debe tener el doble de cuidado, pues su piel es aún más sensible.

Para los pacientes diabéticos, recomienda que además de hidratar su piel con cremas que son especiales para ellos, también eviten los baños muy calientes y el uso de jabones antibacteriales, puesto que estos resecan aún más la piel.

De acuerdo con Canalizo, lo conveniente es que al salir de la ducha se hidrate la piel, sobre todo en las piernas, brazos, manos, cuello y cara.

Actualmente, en el mercado hay distintos tipos de crema para cada tipo de piel, lo que deberías tomar en cuenta es que evites las cremas con alto contenido de colorante y perfume, pues suelen dañar aún más la piel.

En cuanto a los aceites naturales como el de coco, almendras, entre otros, son recomendables cuando están incorporados en los ingredientes de una crema humectante, pues es mejor el uso de cremas que de aceites por sí solos, debido a que los aceites no se absorben en la piel como una crema hidratante.

La experta también sugiere que se eviten los baños muy calientes, las exfoliaciones profundas y el uso de zacates sintéticos ya que el uso de estos, al igual que los cepillos e incluso algunas esponjas, pueden ser muy abrasivas para la piel.

Otra recomendación importante de acuerdo con Canalizo, es que al hacer el aseo del hogar uses guantes, esto es necesario puesto que debes evitar el contacto directo con detergentes; de no ser así, podrías desarrollar dermatitis de contacto.

Es importante mencionar que la piel es el órgano sensorial más grande del cuerpo y se encarga de protegernos contra los rayos ultravioleta, impide el ingreso de bacterias y evita algunas infecciones, además regula la temperatura, almacena agua y grasa, entre otras funciones.

En algunas partes del cuerpo, nuestra piel es más gruesa y en otras es sumamente delicada. Por ejemplo, la piel de las palmas de las manos y la planta de los pies es más gruesa, y la piel que se encuentra alrededor de los ojos es mucho más fina o delicada, de acuerdo con Stanford Children's Health.

Por ello, el cuidado de la piel es sumamente importante, no sólo por las funciones que tiene, sino porque es nuestra presentación ante el mundo.

Además de estos consejos, Canalizo sugiere seguir las indicaciones sanitarias, tomar precauciones y cuidar la piel, así como también es importante acudir con el dermatólogo, para que pueda dar una atención personalizada acorde a cada tipo de piel.

Comentarios