Doctor en casa - Enfermedades

Hepatitis, la enfermedad silenciosa

En México, 70 de cada 100 personas han sido contagiadas alguna vez en su vida

Desde hace diez años en todo el mundo cada 28 de julio se conmemora el Día Mundial de la Hepatitis, inflamación del hígado provocada por un virus.

En México, 70 de cada 100 personas han sido contagiadas alguna vez en su vida, lo que significa es una enfermedad de alta prevalencia, informó la Secretaría de Salud en 2019 a través del Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos.

A nivel mundial se estiman 350 millones de casos y el 70% no sabe que son portadores. La mayoría de las personas se infectan entre los cinco y nueve años, pero los indicios se manifiestan hasta después de 20 años, cuando baja la capacidad funcional del hígado y es muy tarde para una cura. Además durante ese tiempo de ser asintomáticos, los portadores pueden contagiar a cualquiera.

El 3.6 por ciento de la población mexicana está infectada con Hepatitis B, lo que la relaciona con la D, mientras el 85 por ciento que tienen el tipo C y son portadores crónicos con una tasa de mortalidad del uno por ciento.

HAY CINCO TIPOS CON MÁS DE 20 VARIANTES

• HEPATITIS A: Se contrae al tener contacto con objetos, bebidas o comida infectada con pequeñas cantidades de materia fecal de alguien enfermo, lo mismo que por relaciones sexuales o compartir jeringas para drogarse. No causa infección ni síntomas graves, pero sí grandes malestares. El buen lavado de manos y óptimas condiciones sanitarias favorecen a prevenirla. Para este tipo sí existe vacuna.

• HEPATITIS B: Puede variar desde un malestar leve que dura pocas semanas hasta una enfermedad grave y crónica, lo que puede causar cirrosis o cáncer de hígado. Su forma de contagio es a través de la sangre y otros líquidos corporales, equipo médico sin esterilizar, contacto sexual y compartir instrumentos para drogas así como de una madre a su hijo. Desde que se creó la vacuna se redujo la incidencia de enfermos de este tipo.

• HEPATITIS C: Se da a través de la sangre, regularmente por materiales de hospitales sucios y en entornos donde se comparten agujas una y otra vez. De este tipo no existe vacuna, pero sí nuevos tratamientos donde el 90 por ciento de las personas se curan entre dos y tres meses, reducen el riesgo de cáncer de hígado y cirrosis.

• HEPATITIS D: Se contrae solo cuando una persona tiene el tipo B y su sangre entra en contacto con otra. La forma de evitar este tipo es vacunándose contra la Hepatitis B.

• HEPATITIS E: El agua contaminada es el principal factor de contagio y los casos son raros en América, predominando el pico en Asia.

CINCO ACCIONES PARA ELIMINAR LA HEPATITIS, SEGÚN LA OMS

1.- Vacunar.

2.- Prevenir la transmisión materno infantil del virus de la hepatitis B.

3.- Mejorar la seguridad de las inyecciones, la sangre y los procedimiento quirúrgicos.

4.- Reducir los daños para las personas que se inyectan drogas.

5.- Tratar (y curar) a los pacientes.

Comentarios