Doctor en casa - Enfermedades

Sobrepeso: un enemigo 'camuflado' en la pandemia

El estrés causado por el aislamiento y la mala alimentación favorecen al aumento de peso y las complicaciones de enfermedades crónicas

La importancia de mantener un cuerpo sano y llevar una alimentación balanceada ha tomado nuevos matices con la pandemia del Covid-19.

Karla Espino desde hace siete años enfoca su pasión por la salud para ayudar a las personas a mejorar su estilo de vida, mediante el sencillo acto de comer. Con las medidas de aislamiento cada persona ha tenido afectaciones nutricionales muy variadas.

“Desde antes de la pandemia las personas ya morían a causa de las enfermedades crónico - degenerativas y la nutrición tiene un gran impacto en estos casos, porque una persona que tiene sobrepeso, diabetes o hipertensión, es más sensible".

La especialista explicó que todos tenemos un código genético que queda reflejado cuando aparecen problemas específicos y es ahí cuando somos más débiles. “Aquí es donde la buena alimentación entra en el juego, ya que comiendo de manera saludable es posible aminorar esos efectos negativos, la predisposición a enfermedades crónicas”.

La accesibilidad de los alimentos se antepone a la búsqueda correcta de ellos, por lo que es necesario hacer conciencia y evitar la ingesta de cierto tipo de productos. “Principalmente se deben eliminar los productos refinados, harinas, alimentos empaquetados y bebidas con excesos de azúcares. Ahora es más sencillo ubicarlos gracias al nuevo etiquetado, por lo que de ser posible, debemos evitarlos”.

Existen también alimentos que benefician al cuerpo gracias a sus propiedades nutricionales, por ejemplo ahorita debemos cargarnos de Vitamina C, hay que aprovechar los productos de temporada como el limón, kiwi, guayaba, betabel, brócoli, pimientos, etc.

“Además existen algunos que ayudan a fortalecer el sistema inmune, como la miel de abeja, el ajo, el propóleo y la jalea real”.

1362580.jpeg

OBESIDAD INFANTIL: UNO DE CADA TRES

Uno de cada tres niños tiene sobrepeso u obesidad, es muy importante cuidarlos en casa. Es una de las ventajas que otorga el trabajo y escuela en casa, ya que antes no se tenía el tiempo ni para preparar el desayuno o para estar con la familia y ahora existe la oportunidad de hacerlo.

Preparar comidas que los involucren y que jueguen con la variedad de alimentos de temporada, evitar lapsos demasiado prolongados en la pantalla y realizar actividades al aire libre, son buenas formas de cuidado para los más pequeños.

Históricamente, las verduras y los niños no se han llevado bien, sin embargo, hay diversas recetas y métodos para ‘esconder’ ciertos alimentos. “Puede ser en un jugo, un té con miel de abeja o propóleo, una crema donde la espinaca no se ve como tal, para que el pequeño no se dé cuenta y aún así ingiera los nutrientes que necesita”.

De igual forma recomienda acompañar una dieta saludable con suplementos y vitamínicos, por ejemplo la Vitamina C ya sea efervescente o en cápsula, de manera individual y no con otras vitaminas, con el objetivo de favorecer su efectividad. Con el Dengue se recomienda tomar Complejo B, pero al combinarse no permite una buena absorción y termina desarrollándose un desbalance.

“Los probióticos tienen un gran impacto, sobre todo en las enfermedades respiratorias y crónicodegenerativas. Podemos encontrarlos en alimentos como el yogur, kéfir (también conocido como yogur búlgaro) y kombucha (hongo de té). Son alimentos relativamente nuevos, a los niños puedes escondérselos en una malteada y le estarás dando una protección muy grande. Su función es igual de efectiva en adultos y adultos mayores".

LA NUTRICIÓN NO ES MAGIA

Para llegar a una buena nutrición se deben cambiar hábitos, reducir el consumo de sal, aumentar el de agua y sobre todo, mantener una dieta variada. No se puede pensar ‘solo porque comí pescado soy saludable’, es obligatoria una dieta completa y sobre todo, disciplina.

“También tenemos que hacer ejercicio y dormir, si no dormimos bien, el cerebro no secreta hormonas para mantener el bienestar.

Sobre todo en estos momentos donde vivimos bajo una carga enorme de estrés por la pandemia ya que enfrentamos algo desconocido. Somos seres tripartitas, está lo biológico, lo físico y lo psicológico, por ello el estrés al incrementar los niveles de cortisol, favorece la ganancia de peso".

Comentarios