Doctor en casa - Bienestar

¿Mal humor? Tal vez estés deshidratado

El agua es sumamente necesaria para el cuerpo

La falta de líquidos en el cuerpo no solo se da durante el ejercicio, también puede aparecer aunque estés en reposo. Ahora con el cambio de estación, que empieza a bajar la temperatura se es más propenso a tomar poca agua.

La hidratación es un pilar de la salud humana ya que contribuye al buen funcionamiento del organismo. 

Cuando el cuerpo no lo está, surgen problemas como sensación de cansancio o dolores de cabeza, incluso irritabilidad y mal humor.

El agua es necesaria ya que ayuda a regular la temperatura corporal, a mantener la piel hidratada, a lubricar articulaciones y órganos, y a llevar una buena digestión.

Los médicos indican que la pérdida de peso corporal del 2% en líquidos, puede provocar falta de concentración, fatiga y sensación de sed intensa. De incrementarse la pérdida, aumentará la severidad de algunos síntomas.

Diversos estudios han mostrado que debido a la falta de consumo de agua en cantidades adecuadas, pueden aparecer cambios tanto en los estados de ánimo, así como en las emociones de las personas. 

De manera frecuente, para cuando una persona siente sed, ya está deshidratada. 

Pero las señales sutiles, como el dolor de cabeza y/o fatiga, pueden ser la forma en que el cuerpo dice que se debe beber más agua.

Antes de acudir a un tratamiento o pastilla, toma la botella de agua más cercana.

Los hombres levemente deshidratados tienden a experimentar disfunción en la memoria a corto plazo, las mujeres reportaron con más frecuencia dolores de cabeza, fatiga, confusión y falta de energía. También sintieron mayor cansancio al hacer ejercicio moderado cuando estaban deshidratadas, informa un estudio realizado por la Universidad Connecticut en Estados Unidos.

La forma de hidratarse es hacerlo a lo largo del día, no es aconsejable ingerir todo en un solo momento. 

Cuando se toma líquido poco a poco, el organismo lo asimila mejor y lo puede transportar por todo el cuerpo. 

PORCENTAJES DE AGUA

• Con pérdidas del 1% aumentan los tiempos de reacción y disminuye la memoria.

• A partir del 2% se producen pérdidas momentáneas de memoria, disminuye significativamente la atención, las respuestas reflejas, la coordinación psicomotriz, la voluntad y pensamiento, y la coordinación visual y motora.

• Si se pierde más del 3% de los líquidos corporales pueden aparecer fuertes dolores de cabeza, alteración en la destreza y desorientación.

• Cuando las pérdidas superan el 6% es frecuente que se produzcan delirios y/o alucinaciones, disminuye drásticamente la memoria a corto plazo y la capacidad de concentración.

Comentarios