Doctor en Casa

Diabetes, tercera causa de muerte en México

Enfermedad ha seguido una tendencia ascendente

El Día Mundial de la Diabetes se conmemora desde 1991, promovido por la Federación Internacional de Diabetes (FID) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), que crearon esta campaña mundial ante el preocupante aumento en la incidencia de la diabetes alrededor del mundo. La fecha del 14 de noviembre fue por coincidir con el aniversario de Frederick Banting quien junto con Charles Best, concibió la idea que les conduciría al descubrimiento de la insulina en octubre de 1921.

Este año es único debido a la pandemia de COVID-19 y los muchos desafíos que ha supuesto, tanto para las personas que viven con diabetes, como para sus proveedores de atención médica.

La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. El efecto de la diabetes no controlada es el aumento de los niveles de glucosa en la sangre y el efecto sostenido va afectando gradualmente múltiples órganos y tejidos. Hay tres tipos de diabetes y la más común es Tipo 2 que representa más del 90% de todos los casos.

La diabetes ha seguido una tendencia ascendente y un rápido aumento en los últimos años en México, pasando de 4.6% en personas mayores de 20 años en 2000 hasta 10.4% en2018, de acuerdo con las Encuestas Nacionales de Salud y Nutrición (ENSANUT), representando actualmente la tercera causa de muerte en la población mexicana.

Ante este escenario desde nuestra persona, podemos tomar decisiones importantes que nos ayudarán a prevenir o en su caso a controlar esta enfermedad como practicar actividad física frecuente, mantener un peso saludable, procurar una alimentación equilibrada que incluya verdura, cereales integrales, carnes magras y lácteos bajos en grasa. Limitando el consumo de alimentos muy refinados y ricos en hidratos de carbono, mídete en el consumo de alcohol y evita fumar.

Alguno de los síntomas que pudieran alertar sobre la enfermedad son: sed constante, mucha hambre, necesidad de orinar muy frecuentemente, más cansancio de lo normal, pérdida de peso reciente, sin causa aparente, visión borrosa, dolor, hormigueo o entumecimiento de manos o pies.

Entre más pronto se detecte la enfermedad su control es más sencillo y con ello reducirás o retrasarás las posibles complicaciones. Recuerda que el primer paso para cuidar de nuestra salud es la toma de decisiones informadas, acércate a los expertos.

Comentarios