Doctor en Casa

Juntos contra la neumonía

Con el objetivo de sensibilizar e informar a la sociedad sobre las complicaciones que causa el virus, también conocido como pulmonía, cada 12 de Noviembre se conmemora el Día Mundial contra la Neumonía, enfermedad catalogada como la principal causa de muerte en menores de cinco años, debido a que más de 1.3 millones de niños fallecen anualmente en el mundo.

La enfermedad puede ser causada por múltiples motivos, entre ellos bacterias, virus u hongos o puede desarrollarse al inhalar químicos.

Se trata de la inflamación del pulmón o una parte de él y puede presentarse en uno solo o en ambos.

Con la conmemoración de esta fecha, se busca recordar que la enfermedad representa un grave problema de salud pública y crear conciencia en la población de que se puede prevenir.

El 70% de los casos se podría prevenir con vacunas y antibióticos que tienen un costo de menos de 80 centavos de dólar. El problema con la neumonía es que en muchos subdesarrollados no se cuenta con las políticas públicas, ni el nivel de inversión adecuado para diagnosticar y tratar la enfermedad.

Es solo cuando el menor no responde al tratamiento que los médicos se dan cuenta de que están ante la presencia de la enfermedad y para entonces es demasiado tarde. Con el equipamiento correcto, principalmente placas torácicas o radiografías se puede detectar a tiempo y detener por completo con el suministro de un antibiótico.

Se ha comprobado que si la enfermedad se diagnostica a tiempo, reduce su mortalidad en un 42% en los niños de 2 años o menos.

La lucha contra las muertes por neumonía se centra en la prevención, la protección y cuando hay infección, todo depende de un buen tratamiento.

Las vacunas ayudan a evitar las muertes por neumonía. El lanzamiento de dos nuevas vacunas ha supuesto un gran avance en materia de prevención.

Las vacunas contra el sarampión y la tos ferina también son esenciales para evitar infecciones que podrían complicarse y terminar en neumonía.

La lactancia materna exclusiva en los seis primeros meses de vida es una forma efectiva para proteger a los niños de neumonía y otras infecciones.

Además de una buena nutrición, el lavado de manos, el agua potable y la descontaminación del aire de humos, protegen a los niños de la neumonía.

Comentarios