Doctor en casa - Bienestar

Ansiedad y colitis, una engorrosa combinación

Los problemas intestinales más comunes para los laguneros están relacionados con los altos niveles de estrés que se manejan

La vida moderna obliga a todos a funcionar a máximas revoluciones durante el día, pues la mayoría de las personas trabaja a marchas forzadas para cumplir con sus obligaciones, tanto laborales como personales.

Este ritmo acelerado provoca un incremento en los niveles de estrés, que combinados con una mala alimentación y la poca ingesta de agua, desencadenan problemas digestivos como la colitis.

El Dr. Juan Carlos Escobedo desde hace cuatro años consulta en el Instituto de Ciencia y Medicina Genómica de Torreón.

“A mi me gustó mucho esta especialidad desde que cursaba la residencia troncal, porque es una de las especialidades que engloba tanto el área quirúrgica como la clínica y abarcamos muchas patologías que tienen una resolución relativamente buena cuando se detectan a tiempo, además de que en esta especialidad no habemos muchos médicos”.

SANGRADO RECTAL EL MÁS COMÚN EN LOS LAGUNEROS

Como subespecialista en Cirugía de Cólon, Recto y Ano, informa que uno de los problemas más usuales que se presentan en la región, es el sangrado rectal.

“Normalmente en Torreón la gente acude por un sangrado rectal, es de lo más común. Es importante atenderse rápidamente, ya que el origen de un sangrado puede venir de muchos factores. Puede ser indicativo de hemorroides, que es lo más usual, pero también puede ser a causa de un cáncer de colon”.

A pesar de ser un problema incómodo y recurrente, la solución es sencilla: una buena alimentación.

“Los sangrados, las hemorroides, las fístulas anales y las fisuras, pueden prevenirse en base a una dieta balanceada. Además es importante hacer un poco de ejercicio y evitar a toda costa los malos hábitos evacuatorios”.

Además, el factor estrés tiene mucho que ver con la salud digestiva y durante esta pandemia, la ansiedad ha sido un común denominador en la población, lo que ha suscitado un aumento en las afecciones gastrointestinales.

“El síndrome de colon irritable es uno de los padecimientos que también son muy comunes en la región y la mayoría se desencadena en personas con altos niveles de estrés y ansiedad, o que vienen anímicamente mal. Esto ocasiona que el paciente se inflame, se estriña y tenga problemas para evacuar”.

“Por otro lado están las enfermedades anales, como las fisuras, atribuibles también al estrés laboral, o por permanecer encerrado en casa mucho tiempo, incluso el miedo a contagiarse de una enfermedad puede provocar esto”.

Lo más recomendable, es mantener hábitos tanto higiénicos como dietéticos adecuados, que apoyados por una alimentación saludable y variada y una ingesta suficiente de agua, ayudarán a paliar los síntomas.

“Otro factor muy importante para tener en cuenta, es que se vuelve necesario hacer ejercicio. Realizar actividad física ayudará a mantener el peso, además favorecerá las evacuaciones saludables, sin olvidar que el consumo de agua es importantísimo”.

Comentarios