Doctor en casa - Especialistas

Entendiendo la relación de la prediabetes y la obesidad

Personas con prediabetes tienen más posibilidad de desarrollar diabetes tipo 2

La obesidad y el sobrepeso se refieren a un exceso de grasa en el organismo el cual causa un sinfín de afecciones médicas que afectan la salud de cualquier persona que la padece.

Aunque sabemos que esta enfermedad es factor de riesgo para el desarrollo de hipertensión arterial, algunos tipos de cáncer y problemas cardíacos, su relación con la prediabetes y diabetes tipo 2 es evidente. 

La prediabetes es un periodo en que los niveles de glucosa (azúcar) en la sangre son más altos que lo normal aunque todavía no lo suficiente para diagnosticar diabetes como tal. A la prediabetes también se le conoce como intolerancia a la glucosa o glucosa 

alterada en ayunas.

Una persona que es prediabética tiene más riesgo de presentar derrames cerebrales y problemas cardíacos, así como llegar a 

desarrollar diabetes tipo 2. En México, alrededor del 14% de la población sufre prediabetes, porcentaje con un riesgo latente de desarrollar diabetes en los próximos años sino se toman medidas para prevenirla. 

¿QUIÉN ESTÁ EN RIESGO DE PADECER PREDIABETES? 

La causa de esta condición está muy relacionada con el estilo de vida y antecedentes familiares. La mala alimentación y el sedentarismo predisponen al desarrollo de prediabetes, así como el sobrepeso y obesidad, especialmente cuando se tiene exceso de grasa abdominal. 

Cuando no se tienen antecedentes en la familia, el ser obeso aumenta grandemente las posibilidades de padecerla ya que, a diferencia de la diabetes tipo 1, la diabetes tipo 2 es una comorbilidad asociada a la obesidad. 

 

Lo peligroso de esta condición es que es silenciosa, no presenta síntomas ni indicios en quién la padece, por lo que puede pasar desapercibida. Si se sufre sobrepeso y se tiene más de 45 años, es recomendable realizarse una prueba de diagnóstico de prediabetes. 

También es recomendable hacerla si se sufre de sobrepeso y se tiene cualquier otro factor de riesgo como hipertensión, triglicéridos altos, tiene antecedentes de diabetes o enfermedades cardiovasculares, no realiza ninguna actividad física, entre otros. 

Existen acciones tangibles que ayudan a controlar la prediabetes y postergar o evitar la aparición de la diabetes tipo 2, se recomienda el cambiar hábitos alimenticios, incrementar la actividad física y la pérdida de peso corporal.

Muchos estudios muestran que perder alrededor de un 5%-10% de su peso ayuda considerablemente a la prevención y tratamiento temprano de esta condición, recuerde que la prevención siempre será su mejor estrategia.

Comentarios