Doctor en casa - Alimentación

Escucha a tu cuerpo y comienza poco a poco

Una gran recomendación para lograr cambiar tu estilo de vida es buscar una dieta y actividad física que mejor se acomode y adapte a ti

Quieres cambiar tu estilo de vida y empiezas una dieta restrictiva o un detox que te recomendaron, vas al gimnasio o haces actividad física que no te motiva tanto, “pero es lo que funciona para bajar de peso”, no ves cambios en tu cuerpo, comes alimentos “malos”, te desanimas porque no obtienes los resultados esperados y lo dejas por un tiempo.

Te desanimas otra vez y vuelves a empezar el ciclo.

¡Basta! antes de un cambio tienes que escuchar a tu cuerpo y sus necesidades.

Una gran recomendación para lograr cambiar tu estilo de vida es buscar una dieta y actividad física que mejor se acomode y adapte a ti, es lo que recomienda la Coach de Entrenamiento Funcional, Mariana Rodríguez.

“Siempre tienes que buscar una dieta que se pueda acomodar o adaptar a tu estilo de vida, cualquiera que sea. Ya sea keto, paleo o dieta flexible, con la que tú te sientas a gusto y puedas hacer toda tu vida, no con descansos, porque muchas veces o caer en la mentalidad de todo o nada”, comparte.

Es muy común que terminas diciembre sintiéndote hinchada y queriéndote poner las pilas para empezar con todo un cambio, pero en cierto momento pierdes la motivación y de estar super comprometida dejas de hacer todo o vuelves con dietas restrictivas que más allá de sentirte bien, surge todo lo contrario.

“Tienes que buscar una dieta donde puedas consumir proteínas, carbohidratos y grasas, nada de quitarte alimentos, porque una restricción fuerte nos lleva a los atracones, entonces es un sube y baja y nunca llegas a tu objetivo”, explica la coach.

Las dietas extremas están carentes de nutrientes que tu cuerpo necesita. La grasa te nivela las hormonas, el carbohidrato da la energía para realizar sus tareas diarias.

En cuanto a los jugos detox, explica que “lo primero que hacen es deshidratarse, pierdes masa muscular y cuando los dejas de tomar, regresas a tu peso normal o subes de peso, aparte de que puedes lastimar tu metabolismo y lo vuelves más lento”.

En el caso de la alimentación, recomienda acudir con un nutriólogo: “Como todo, las restricciones son malas, entonces si a ti te gusta tomar alcohol, lo puedes hacer, siempre y cuando esté en los requerimientos de tu dieta, todo es con cierto equilibrio.

Comentarios