Doctor en casa - Alimentación

Más nutrición en cada bocado

Lo recomendable es consumir comidas y refrigerios con alta densidad nutrimental por caloría

La alimentación, desde el aspecto fisiológico, debe cumplir tres funciones básicas: Proveer energía, permitir el crecimiento y regular el metabolismo. Para lograrlo, nuestra alimentación debe incluir seis nutrimentos: hidratos de carbono o carbohidratos, grasas, proteínas, vitaminas, minerales y agua.

Los alimentos con alta densidad nutrimental son aquellos que contienen más de estos nutrimentos por unidad de energía, es decir por caloría. Por ejemplo, las frutas, los vegetales, los panes y cereales de granos enteros, las leguminosas, el huevo, la leche, el queso y el yoghurt, entre otros, están considerados alimentos de alta densidad nutrimental.

Comer alimentos de “alta densidad nutrimental” es la mejor manera de alimentarse. No todas las calorías son iguales ya que no todas nos nutren igual.

Aprender a diferenciar entre alimentos con alta densidad nutrimental y alimentos ricos en calorías, pero pobres en nutrimentos, nos puede ayudar a mejorar nuestra nutrición.

¿CÓMO APRENDER A DIFERENCIARLOS?

¡Muy sencillo! Aprendamos a leer la información nutrimental declarada en la etiqueta. No solo es importante prestar atención a las calorías que los alimentos aportan sino también revisar que estas calorías provengan de un mayor número de nutrimentos.

En otras palabras, no sólo te fijes en la cantidad de calorías, sino en la calidad, revisa de dónde vienen.

Actualmente existe la tendencia a consumir más calorías de las necesarias, sin lograr cubrir todas las necesidades de nutrimentos. Así que la próxima vez que vayas a comprar tus alimentos procura elegir aquellos que te aporten proteínas, fibra, así como vitaminas y minerales.

Satisfacer las necesidades energéticas sin cubrir las necesidades nutricionales puede conducir a deficiencias que afecten la salud y provoquen bajo rendimiento físico e intelectual.

Lo recomendable es consumir comidas y refrigerios con alta densidad nutrimental por caloría, esto te ayudará a consumir todos los nutrimentos necesarios sin perder el control sobre el consumo diario de calorías. Hacerlo contribuye al crecimiento de los niños y a la salud de las personas de todas las edades, reduciendo el riesgo de contraer ciertas enfermedades crónicas como la obesidad, la diabetes, hipertensión, etc., consideradas en la actualidad como problemas mayores de salud pública.

Comentarios