Doctor en casa - Bienestar

Visita obligada al doGtor: la vacunación anual

Para evitar enfermedades como moquillo y parvovirus, las vacunas tendrán que ser una constante en la vida de tu lomito

Nunca debes pensar que por haber vacunado a tu cachorro, bastará para mantenerlo sano el resto de su vida. La tasa elevada de mortalidad en animales domésticos se debe, principalmente, a la omisión de cuidados por parte de los dueños.

Liliana Torres se desempeña como veterinaria en la clínica VetHouse y en su experiencia, la cantidad de mascotas que alguien posee nunca es un problema, pues conoce propietarios de hasta ocho animales que se ocupan en mantener el esquema de vacunación actualizado.

El verdadero inconveniente se presenta debido a la desinformación, pues existen dueños primerizos que creen, erróneamente, que una vacuna aplicada al cachorro será suficiente para protegerlo de toda enfermedad para siempre.

EL DETALLE ESTÁ EN LA VARIEDAD

Al momento en se piensa en tener una mascota, es necesario considerar varias cosas, entre ellas las necesidades específicas de cada tipo de animal. No es lo mismo un perro de raza que un criollo, como tampoco tiene las mismas necesidades un perro de compañía, digamos un Chihuahua, que un Husky cuyo pelo debe tener cuidados especiales.

Tener en cuenta el esquema de vacunación, el tipo de alimentación e investigar los tiempos de desparasitación, evitará la mayoría de los problemas de salud de un animal doméstico.

Liliana asegura que la aplicación de vacunas es muy importante en la etapa de cachorro “si el perrito estuvo con su madre y mamó el calostro necesario, recibió cierta inmunidad que lo protegerá durante un par de meses, después la protección saldrá de la inmunidad que desarrollen gracias a las vacunas”.

Pero vacunarlos una vez no es suficiente. Para los cachorros, algunas aplicaciones incluso requerirán de un ‘piquete’ de refuerzo. Después de completar el esquema, cada lomito deberá recibir vacunas de manera anual y será el veterinario quien determine cuál aplicará.

MOQUILLO Y PARVOVIRUS, LOS ENEMIGOS MÁS PELIGROSOS

Este par de enfermedades son altamente infecciosas y aunque no tienen relación con los humanos, son de fácil contagio entre mascotas. El parvovirus ataca generalmente a los perros jóvenes, mientras que el moquillo es peligroso sin importar la edad. En el caso del parvovirus, cuando el cachorro ya estuvo expuesto al virus mediante vacuna o por contagio natural, desarrollará una buenos anticuerpos. Esta enfermedad en particular es antigénica y al atacar monta una respuesta inmunológica rápida, es por ello que solo afecta a los perritos más jóvenes.

Los casos en perros adultos no son tan comunes, pero de darse, el contar con una carga de anticuerpos provocará que el lomito no curse la enfermedad de forma severa, con cuadros de síntomas leves.

Comentarios