Doctor en Casa

Disfruta las fiestas decembrinas ¡sin perder la línea!

Los alimentos, las bebidas y los excesos en general, son generadores de los kilitos de más que te harán arrepentirte luego

Desde que inicia noviembre, llega el espíritu festivo para todos. La llegada de las peregrinaciones y la eventual aparición de los tamales, son el banderazo de salida para una temporada llena de comida deliciosa, en donde el autocontrol será una parte muy importante para disfrutar de todo, sin arrepentirse por los kilos extra más adelante.

“Mucha gente se pone en plan de: llegó diciembre, no seguiré con mi alimentación balanceada, comeré de todo y en enero empiezan a ver las consecuencias. Y no solo son las estéticas, también las de salud, y no solo hablamos de casos de diabetes o hipertensión que pudieran darse a largo plazo, también se puede tratar de una gastritis o una colitis, malestares que se pueden presentar poco después de haber comido o bebido en exceso”, comentó la Nutrióloga, Jazmín Delgado.

¿Cómo disfrutar las fiestas y no engordar en el intento?

El consejo principal, es no excederse. “Si hay tamales y te quieres comer uno, dos o hasta tres, está bien, pero por favor no se coman 6 tamales o más de una sola sentada, porque aquí es donde empieza la acumulación de kilitos. También es necesario respetar los horarios de alimentación, muchas veces no comes bien durante el día pensando “es que voy a cenar muy rico”, entonces el cuerpo no asimila las vitaminas, minerales y los nutrimentos en general. Al contrario, las grasas se convertirán en “las estrellas de la noche” haciéndote engordar”.

“Almuercen como normalmente lo hacen, tomen su colación a mitad del día y luego ya en la noche, disfruten de una cena deliciosa, pero siempre con moderación”.

¡Cuidado con las bebidas!

Para la Nutrióloga, el tema de las bebidas es uno de los más complicados durante la temporada. “El alcohol se va al abdomen, siempre. Hay pacientes que me dicen ‘estoy muy delgada pero tengo panza’, lamento informarles que es el alcohol”.

La recomendación es moderarse lo máximo posible en la ingesta, pues además existen mitos sobre la aportación calórica de diversas bebidas.

“Muchas personas me dicen ‘es que solo tomo whisky’ pero estos mitos son solo pretextos inventados para tomar sin sentirse mal, creyendo que no se engordará. Un vaso de whisky preparado, con todas las demás bebidas que le agregas, puede contener el mismo contenido calórico que siete barras de chocolate”.

“Existe la creencia de que no se subirá de peso si se toma con agua mineral, es una bebida “light”, pero en realidad no lo es. Recordemos que el agua mineral no es más que un tipo de refresco, solo que contiene sodio en lugar de azúcar, como los demás”.

La bebida alcohólica con menos aporte calórico es el tequila, aunque deberá tomarse solo. “Esto evidentemente no agrada mucho, porque aguantan menos tomándolo así y la fiesta se hace más corta”.

Comentarios