Doctor en casa - Bienestar

Parto respetado: una necesidad de las mujeres

Tras milenios de tratos inhumanos durante el parto, en la actualidad se busca que este momento sea algo especial

Un parto respetado, es aquel en el que precisamente se respetan las necesidades de una mujer.

“A veces pensamos que se trata de un parto natural, sin analgésicos ni medicamentos, llevarlo a cabo en casa y no se trata de eso”, comentó la Coach de Maternidad, Silka Guerrero.

“En realidad, depende de lo que cada mujer quiera, de sus expectativas, de sus vivencias, sus necesidades. Puede ser un parto con analgesia si así lo desea, o un parto sin medicamentos, un parto en cama o uno en agua, son muchas las opciones que existen, incluida la cesárea, se trata de hacer el nacimiento lo más amigable tanto para la mamá como para el bebé”.

Es necesario tener apertura, pues los partos pueden planearse de una manera, pero lo único seguro en un parto es que no hay nada seguro.

Para la Coach de Maternidad, las mujeres actualmente viven una época en donde buscan sus derechos, reproductivos, sexuales, sociales, laborales y el nacimiento de un hijo, es un tema importante.

“Durante mucho tiempo el nacimiento era todas acostadas, lo que el doctor decía, las mandaban callar porque no eran las únicas mujeres en el mundo dando a luz o les decían que como cuando lo hicieron (el bebé) no gritaban de esa manera, la verdad había tratos muy inhumanos de parte del personal médico que actualmente se cuestionan”.

“El nacimiento de un hijo, en ocasiones es un evento único en la vida, y al ser algo que casi no sucede, debe convertirse en una ocasión súper especial, estamos dando vida, sin importar como, y la mujer debe sentirse una diosa, poderosa, ama y señora del universo, así debemos de verla en la sala de parto o en el quirófano, que ella sea la protagonista de la experiencia”.

Cuando el nacimiento se vive de esta forma, la maternidad comienza con el pie derecho “te sientes más confiada, más segura con las decisiones que tomas, también con la lactancia, incluso también sirve para propiciar que comience a amamantar lo más pronto posible, no intervenir de manera innecesaria para no entorpecer ese proceso que si bien es instintivo, también requiere de mucha paciencia”.

EL NACIMIENTO NO ES SOLO UN EVENTO MÉDICO

“Cuando nace un hijo no es igual a cuando vas y te operas el busto o una rodilla, es una experiencia que requiere un proceso muy humano. Los médicos hacen un excelente trabajo cuidando la salud de la mamá y el bebé, eso es indispensable, pero faltaba en ese equipo alguien que diera ese apapacho, esa contención física y emocional, y eso es lo que hacemos las Doulas”.

Una Doula es quien se encarga de acompañar el proceso de parto desde una perspectiva humana, sin intervenir en la cuestión médica o de salud.

“Nosotros estamos ahí para apapachar a la mamá para que la experiencia sea lo más amigable posible, y parte este trabajo anteriormente lo realizaban las parteras, aunque esto se fue perdiendo poco a poco desde el siglo pasado, pues los partos comenzaron a ser en hospitales, con personal médico a cargo, y quedó relegada la parte más bonita del nacimiento.

Comentarios